Carrito

La terraza: mi living número uno.

Por: Bito Feris

Empezó ya el calor de noviembre y la gente quiere disfrutar las tardes y noches al aire libre, pero, “al aire libre” quiere decir sin paredes y ventanas, cosa que tal vez nos deja un poco expuestos de más, sobre todo en los pisos más altos.

 Me preguntan siempre en mis asesorías o en cursos, cómo hacer las terrazas de la mejor forma posible, no hay nada que me guste más que responder: “sin que parezca terraza”, ya que es el único espacio de una casa o departamento que no tiene paredes, pero sigue siendo un espacio interior de igual manera.

Cuadros, alfombras, cojines, mantas, jarrones, esculturas, y muchas plantas creo que son los accesorios perfectos para acompañar a los muebles en la decoración de una terraza ideal.
Las plantas altas, ayudan a crear muros y a demarcar el espacio cerrándolo y haciéndolo más contenido, aportando con sombra y color, la idea es que los maceteros de estas sean uniformes en tono, forma y/o medida.
Los muebles que sean de un material que dure ya que el sol de Chile y la sequedad del aire es bien corrosivo, lo ideal es maderas de teca, fierro electro pintado, ratán, mimbre, o materiales sintéticos resistentes al sol y humedad, estos materiales nunca duran para siempre, eso hay que tenerlo muy claro desde antes, tienen una vida maxima de 5 años sobre todo si se usan mucho, ya que el uso ayuda al clima para su desgaste.
Bueno sigamos, armar un espacio perfectamente agradable para tu terraza es fundamental y eso es un espacio realmente acogedor, indispensable tener luego de las plantas, una alfombra de yute, acrílico, vinil, fibra de coco, o hasta persa, pero que cambie el suelo a algo acogedor. Poner lámparas o faroles colgantes para bajar la altura y dar una luz más íntima. Llenar los sillones o hasta el suelo de cojines y objetos bajos como revisteros, canastos o lo que se les ocurra. Colgar en las paredes si es que hay, algunos cuadros, ojalá grandes, pueden ser espejos, máscaras o también canastos.  Algunas mantas y una buena mesa de centro con varios candelabros, ceniceros plantas bajas, revistas, etc. (ver columna del mes pasado).
Los tapices son importantes también, existen todos esos de acrílico que llevan la palabra “Sun” para reconocer que son resistentes al sol, lo ideal es que el color de base no sea tan agitador para no aburrir todos los años y poder jugar con el cambio de cojines según las tendencias del verano.
Así para mi se arma una terraza, haciendo un espacio de relajo, descanso y horas de conversaciones y el lugar más importante desde la primavera hasta principios del otoño, o sea el living de la temporada.
Josefina Petrinovic el 10 de noviembre, 2017 en Diseño

Comentarios de La terraza: mi living número uno.