Carrito

MASSMANN muebles, pasión por la madera

Muchas veces la pasión nos lleva a cambiar de rumbo y tomar nuevos desafíos. Este es el caso de Francisco Massmann, ingeniero comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez quien, una vez egresado de su carrera, decidió comenzar la aventura de emprender en el mundo de la carpintería y de los muebles. Es así como nace MASSMANN, su marca de diseño de muebles en maderas nativas, que son fabricados a mano, con materia prima de primer nivel, con diseños únicos y completamente personalizados.

Su pasión por la madera nació luego de realizar un Magister en Innovación y Diseño, donde aprendió a trabajar distintas herramientas y materiales nobles como la madera. Partió diseñando y fabricando muebles para su casa y luego a amigos, pero al poco tiempo su trabajo comenzó a ser reconocido entre sus conocidos, por lo que armó su propio taller y se lanzó en esta aventura de emprender y hacer de este oficio su trabajo, diseñando y fabricando objetos de valor con maderas nativas de gran calidad.

Francisco reconoce que el desafío de emprender no es fácil, y trae costos tanto personales como sociales. En su caso, luego de haber estudiado cinco años una carrera profesional, y en vez de estar trabajando cómodamente en una oficina, su día a día se la pasa lijando mesas o cortando maderas por más de 9 horas diarias, realidad que sin duda costó asimilar en un principio.  Sin embargo, confiesa que la satisfacción por hacer algo que realmente apasiona es mucho más gratificante y placentero. “Al final se termina respirando, y eso te alegra a ti y a los que te rodean”, afirma.

MASSMANN se enfoca en fabricar productos que se diferencien de la oferta que ofrece tanto el retail como tiendas especializadas, logrando que cada objeto sea único y  personalizado. El sello de esta marca es sin duda el diseño, trabajo que Francisco se encarga de realizar con mucho detalle para que el producto final logre armonizar a la perfección con el espacio, y que a su vez se adapte a las necesidades del cliente. “Desde la altura, el grosor, forma y acabado, a cada uno de estos aspectos le damos mucha importancia, ya que son las características que buscan los clientes que trabajamos. Pero más allá de que nuestros productos estén hechos con técnicas de carpintería, y que las maderas que utilizamos son todas maderas del sur de Chile de excelente calidad, la estética es lejos lo que más nos importa”, confiesa.

¿Qué es lo que intentas transmitir con tus diseños?

Buscamos cautivar a las personas para que puedan apreciar la diferencia de  tener un objeto diseñado para cierto tipo de espacio. A su vez, buscamos revivir el buen gusto y conjugarlo con la inmensa oportunidad que tenemos en Chile en cuanto a maderas. Si bien los muebles sureños están construidos con maderas y técnicas excelentes, no tienen la forma ni los acabados que armonizan con las tendencias actuales. En MASSMANN buscamos conjugar estas dos cosas para tener lo mejor y la última tendencia en maderas.

¿Cómo se posiciona MASSMANN frente a la competencia y el rubro del mobiliario?

MASSMANN es una marca fuerte que está entrando poco a poco al rubro mobiliario. Uno se va dando cuenta de eso porque al desarrollar proyectos, van llegando más y más clientes que conocen nuestro trabajo y les gusta como resulta. Nuestra marca busca diseñar las mesas que muchas veces no se venden en las tiendas de diseño, o bien se venden pero con diferentes estándares y medidas. Una mesa de MASSMANN siempre va a ser firme y robusta, con una gran importancia en el diseño y con medidas personalizadas. Por estas cualidades creo que hay una gran proyección para entrar y ganarnos un espacio en el rubro mobiliario.

¿Cómo es el proceso de creación y fabricación de tus muebles?

El proceso comienza cuando la persona se contacta con nosotros y nos propone el modelo de mesa o mueble en el que está interesado. Si es que la persona tiene las medidas, entonces se conversa sobre las maderas, exposición al sol, lugar donde va a estar, el acabado, entre otros detalles. Si la persona no sabe las medidas, o bien quiere conversar cara a cara, entonces agendamos una reunión previa, de esta forma podemos determinar directamente qué es lo que necesita y qué podemos ofrecerle. Si es que se llega a una idea común, entonces se comienza con el proceso de fabricación en el taller. Cada proyecto es realizado y enfocado en él 100%, no producimos en masa. Además, al ser la madera un ser  vivo, que se mueve con el tiempo y con las condiciones climáticas, nuestros productos tienen una garantía en cuanto a cambios estéticos en la madera, como pequeñas rasgaduras o torceduras, propias del material en sí.

Si bien MASSMANN se enfoca en fabricar muebles, en especial mesas, en madera nativa, actualmente están realizando proyectos a pedidos donde fusionan la madera con otros materiales, como vidrio o concreto. Además, están trabajando y conversando con decoradores y oficinas de interiorismo para realizar proyectos en conjunto.

“Uno de nuestros modelos de mesa preferidos es la mesa Colón, que llamamos así ya que tiene una cercanía en su diseño a las mesas de la época colonial. Está hecha 100% en mañío y con patas torneadas. La particularidad de esta mesa es que una vez que está lista, para darle un acabado final se hace un desgaste manual que simula un desgaste natural causado por el tiempo de uso. Tiene abollones, hoyos imitando carcomas en la madera y rasgaduras. Sobre eso se aplica el barniz final. Esta mesa queda muy bien como mesa de comedor o como isla para la cocina, ideal para decoraciones de tipo ecléctica o también para tener ese toque anticuado”.

Si quieres conocer más del trabajo de Francisco y su marca MASSMANN, puedes visitar su Instagram, @massmannmesas, página web www.massmannmuebles.com o contactarlo a través de su mail, massmannmuebles@gmail.com o al +56982945949.

 

 

Valentina Pendola el 19 de enero, 2018 en Diseño

Comentarios de MASSMANN muebles, pasión por la madera