fbpx
Carrito

¿Pensando en pintar una pared? ¡Lee primero estos tips!

Por María Victoria Coutts

Generalmente cuando uno quiere algo distinto, más radical y que sea un buen complemento a la decoración o una ayuda no tan cara y relativamente fácil, una buena idea es pintar las paredes, algo que además está muy de moda y que incluso puedes hacer tu mismo. ¿Lo peor que puede pasar? Si te aburre o no te gusta, se vuelve a pintar y ya.

FOTO

Lo primero que tienes que pensar es qué pared en específico pintarías o si quieres el espacio completo, porque la decisión final es muy distinta dependiendo de esos factores. Además, es fundamental tener en mente qué efecto deseas lograr o cuál es la sensación que quieres transmitir.

Cuando elijas el color de la pintura, tienes que tener en cuenta también la luz de la pieza. Si es un lugar que recibe poca luz, lo más recomendables es optar por colores claros. Si no tienes problemas con eso, no hay problema si te decides por otros tonos más intensos.

FOTO 1

FOTO 3

Otro punto importante a tener en cuenta es el color de los muebles, accesorios, pisos, azulejos, cortinas y marcos de las ventanas. La idea es que el resultado final sea armónico y la pintura se convierta en un complemento, no en una competencia con lo que ya tienes y que terminaría por marear a quien entre a tu casa.

FOTO 4

Si vas a pintar tu living y tienes cuadros llamativos, a veces el color de la pintura los puede opacar. Como no queremos que eso pase, busca un color que los haga destacar. Generalmente los tonos más neutros, -especialmente en la gama de los grises-, quedan muy bien en ese tipo de espacios. Si ya tienes un cuadro importante en esa pared, trata de evitar a toda costa tonos como el naranjo y rojo. Para las piezas, es recomendable un color que aporte al descanso. Los pasteles no sólo son full tendencia, sino que además proporcionan una sensación de calma.

FOTO 7

FOTO 1.1 pared2

Una opción que queda bastante bien si quieres innovar un poco es pintar una pared de un color más intenso y llamativo. Les hemos hablado también sobre la tendencia de paredes geométricas, que aunque es para los más osados, se ve espectacular en escritorios, o salas de estar.

pared

FOTO 8

FOTO 9

Otro dato importantísimo y en el que solemos muchas veces caer, es que seguimos las tendencias y estilos de decoración que, aunque son tentadores, cambian con el paso del tiempo (y más seguido de lo que quisiéramos). Una movida inteligente si no eres de los que andan cambiando constantemente la decoración, es basarse en colores que prevalecen a todas las épocas, más que los que se rigen por ciertas modas. Éstos suelen ser los azules, grises, blancos y pasteles.

El proceso de elección de colores hay que hacerlo con calma. Es importante escoger varios tonos diferentes y hacer pequeñas pruebas de ser posible. Para eso, puedes pintar con ellos sobre hojas blancas y pegarlos en la pared escogida para hacerse una idea de cómo se vería el resultado. Mira cómo se ven en diferentes horas del día, con los distintos tonos de luz que recibe ese muro. Esa es una buena forma de ver si realmente te convence ese color que tienes en mente.

¡Esperamos que te hayan servido estos tips y que, ahora sí, le pierdas el miedo a la pintura!

Daniela Vilensky el 24 de junio, 2016 en Diseño

Comentarios de ¿Pensando en pintar una pared? ¡Lee primero estos tips!