fbpx
Carrito

DECORACIÓN: COMO HACER DEL OTOÑO UNA ETERNA PRIMAVERA

Por: Cristóbal Venegas Tassara / @mupi_cris Amantes del verano, esta nota es para ustedes, porque sabemos que extrañan el sol es que vamos a demostrarles que siempre podemos llevar el calor a casa sin encender la estufa. Sólo basta un poco de imaginación y elementos clave en tú decoración.

 

El asunto es este: Llegó el otoño, se oscurece más temprano y con ello, aparece una suerte de melancolía que ni la mejor decoración de invierno nos puede sacar. Por eso y para no encuevarnos a ver Netflix (aunque suena delicioso) y seguir disfrutando de nuestra casa con el ímpetu estival, hicimos un listado de 8 buenos consejos para prolongar esa sensación que sólo el buen tiempo nos puede dejar. A tomar nota! 1- Tropicalismo ilustrado Es uno de los must que se mantendrán durante 2019, y que ha superado las tormentosas inclemencias del tiempo durante -al menos- los dos últimos años. Por eso nada mejor que aportar a tu casa un papel mural con hojas del trópico (banana, palmeras, hibiscos) y darle esa estampa de paraíso perdido por donde nunca pasará el invierno. Incluso si afuera está lloviendo (o nevando) puedes hacerte el loco, voltear tu sillón favorito hacia la pared y pensar que estás en tú país caribeño predilecto y que lo que pasa allá atrás, es sólo una pasajera tormenta tropical. Esta idea también aplica para tapices y ropa de cama.

2- No abandones tu terraza (aún) Hasta que no llueva no es otoño y punto. Por lo que aún no guardes tus cojines de terraza, ni dejes tus actividades sociales en el encierro, porque si eres veranista sabemos que tu espíritu de lagartija te hará buscar (y encontrar) ese lánguido, pero aún cálido rayo de sol. La invitación es a no bajar la guardia y disfrutar de tu terraza hasta que la primera gota de agua caiga sobre tu cabeza. Por lo que mantén intacta su decoración hasta el último segundo y aporta un par de mantas para pasar el frío.

3 – Deja el hygge para el invierno Es una cosa de actitud. Y si bien amamos el confort que produce un tazón de chocolate caliente y la mantita en el sofá (para sacar una foto y subirla a Instagram, ja!), mejor espera a que la temperatura amerite prender la estufa (o calefacción) para ponerte a practicar el hygge. Recuerda que es algo totalmente nórdico y ellos sí que sufren por falta de luz. Así que olvida prender velas y ponerte lúgubre, que acá mientras más luz y color, mejor!

Evita este look hasta que las temperaturas y la lluvia te lo impidan!

4 – Que no se note tristeza Que el invierno no te abrigue con su manto gris, por lo que decora, pinta o tapiza tus muebles con colores vivos que alegren la vista apenas entres a casa. Da igual si tu pared es gris o negra, mientras una mesa, las sillas, cojines o adornos extravagantes, irradien felicidad. La regla es clara: mientras más vivo el color, más cerca estarás de la primavera.

5 – Welcome to the jungle Cantaban los gun’s hace 30 años o más (qué onda mi caída de carnet). La idea acá es mantener el verde permanente en tu living con plantas de interior perennes, nada que muera por la falta de sol. Por lo que da igual si afuera caen las hojas y se tornan amarillas. Tu casa debe ser un cañaveral de naturaleza eterno, que te permita recordar lo feliz que fuiste (y lo que hiciste) el verano pasado.

A esto nos referimos con tener una selva en casa

6 – Ilumina tu casa con calidez No podemos tapar el sol con un dedo, pero sí reproducir su calidez con nuestra iluminación casera. Si los rayos empiezan a escasear, tus lámparas serán las protagonistas. Para eso puedes ocupar pantallas de colores como amarillas o naranjas (incluso rosadas si eres un pink lover) para obtener esa sensación de “sunset playero”. Y por favor si tienes ampolletas de ahorro con luz blanca y fría, hazte un favor y bótalas a la basura! (o al reciclaje, mejor) Bien para un hospital, no para tu casa. Acá mejor tener esas ampolletas “vintage” – industriales con luminosidad cálida. Otra estrategia es tener espejos en casa para potenciar la iluminación y que no quede espacio en las tinieblas. Ah! Y nada de ponerse tacaño con la cuenta a fin de mes, que la idea es justamente suplir las horas sin luz.

7- El Dorado Nunca morirá la fascinación que tiene este color sobre la humanidad. Y es que desde siempre ha aportado candor a los espacios (y sí, bolsillos también). Por eso puedes aplicarlo en maceteros, marcos o lo que quieras para aumentar esa referencia al sol que tanto extrañas. Mejor si es un objeto metálico, así aprovechas el brillo de tus lámparas para el match perfecto.

8 – Flores en casa Nada más primaveral que unas flores. La buena noticia es que las florerías están abiertas todo el año, por lo que puedes conseguir varias especies en invierno como crisantemos, violetas, alelís y un largo listado (que busqué en google). Es una clásica decoración en tu mesa de centro, arrimo o comedor, por lo que es perfecto si se trata de prolongar la primavera.

Cristóbal Venegas Tassara el 28 de mayo, 2019 en Diseño

Comentarios de DECORACIÓN: COMO HACER DEL OTOÑO UNA ETERNA PRIMAVERA