Wine Tour: Los viñedos orgánicos de Emiliana

octubre 24, 2017

Por: Valentina Pendola / Foto: FOCH

A solo 45 minutos de Santiago, en medio del valle de Casablanca, se encuentra , la viña orgánica más importante de Chile y la más grande del mundo en hectáreas certificadas.

Hace 20 años, cuando José Guilisanti, fundador de Emiliana, comenzó a notar los efectos negativos que tenían los productos agrícolas de origen sintéticos en los trabajadores de la viña, decidió darle un giro a su empresa y crear vinos libres de químicos a través de una producción completamente orgánica.

Su estrategia dio frutos y actualmente es una de las viñas con mayor exportación de vinos orgánicos en el mundo. Junto con eso, hace varios años que introdujeron la agricultura biodinámica en gran parte de su proceso de producción, una de las últimas tendencias en el mundo orgánico.


Para los que no están al tanto de este concepto, la biodinámica fue creada por Rudolf Steiner, y se trata de un tipo de agricultura que considera al campo como organismo complejo en donde suelo, plantas y animales trabajan en conjunto como un sistema de equilibrio. La agricultura biodinámica en la viticultura busca devolverle la vida biológica al viñedo y conectarlo con su entorno, dejando crecer libremente a la vegetación, utilizando solo preparados a base de vegetales y minerales como abono natural, y donde se sigue un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros que designa los días ideales para sembrar, podar y cosechar.

En Emiliana decidieron apostar por este tipo de agricultura, en donde el terroir, al estar libre de químicos, puede expresarse de una mejor manera, y es capaz de producir uvas mucho más sanas y de mejor calidad, dando como resultado vinos únicos y que representen su lugar de origen.

 

La viña cuenta con varias líneas de vino para todos sus gustos, pero sin duda son y los que se llevan todos los reconocimientos en Chile y el mundo. La línea Adobe, inspirada en el antiguo material de construcción, es la puerta de entrada al mundo y a su portafolio de vinos orgánicos. Consta de 11 variedades, todas fieles representantes de los diferentes valles de Chile, y es una excelente alternativa entre precio y calidad., que significa “roble” en mapuche y que lleva el nombre debido a que nace en un viñedo del Valle de Colchagua rodeado de un bosque nativo de robles, fue el primer vino orgánico y biodinámico de Chile y es la razón por la cual existe. Gracias al éxito que tuvo su primera cosecha el año 2001, el proyecto se desarrolló hasta lo que es hoy. Es un ensamblaje de 7 cepas tintas con una calidad increíble y representa muy bien a Chile y su potencial de vinos orgánicos.

 


Como aún no existe mucho conocimiento sobre la agricultura biodinámica, Emiliana diseñó todo un wine tour en Casablanca para mostrar de qué se trata y cómo es el proceso de elaboración bajo este concepto. Al ser una viña orgánica, está llena de vida y se logra generar un contacto con la naturaleza super interesante y muy distinto a lo que se ve en el resto de las viñas. Así que, luego de recibir la invitación de Emiliana, partimos felices a conocer un poco más de esta viña y vivir esta increíble experiencia.

Apenas llegamos nos recibieron parte del staff de Emiliana para comenzar con el tour por la viña. Los procesos biodinámicos son muy curiosos y por eso este paseo se hace tan distinto al que las otras viñas. Nos encontramos con viñedos llenos de flores y gallinas dando vuelta libremente por sus hileras, una huerta orgánica y un vivero de plantas nativas.

 

Todo este maravilloso paisaje tiene una razón de ser, y es que en la agricultura organica y biodinámica tiene que existir un equilibrio biológico que respete todos los ciclos. Esta agricultura utiliza preparados biodinámicos, a base de hierbas naturales, como fertilizantes, además de contar con un calendario de siembra según los ritmos del sol y la luna, que permite programar los trabajos agrícolas y obtener una mejor calidad en el producto cultivado.

Luego de quedar absolutamente inspirados, nos llevaron a una actividad super innovadora y que nos encantó. Se trata de «Haz tu propio vino», en donde el visitante puede experimentar el proceso de hacer su propio ensamblaje.


Partimos con una pequeña clase explicativa de cada sepa, donde nos enseñaron a apreciar cada sabor, olor y textura de los vinos que teníamos sobre la mesa. Merlot, Carmenere y Cabernet Sauvignon de la línea Adobe fueron los protagonistas y entre risas, copas y pipetas logramos nuestras creaciones cuál laboratorio químico. Y no solo eso, ya que luego de que tu vino esté aprobado por ti, viene el proceso de embotellamiento y diseño de tu etiqueta (¡lo máximo!), y te llevas tu vino como recuerdo y para disfrutarlo en casa.

 


Ya un tono alcoholizado, era hora de almorzar. Si bien la viña no cuenta con restaurant, pero sí con una rica cafetería con productos orgánicos, ofrecen un “picnic” como alternativa de almuerzo. Nos entregaron un lindo set de picnic, que incluía un canasto, mantel, un mix de productos deliciosos que incluye sándwiches (cuentan con opción para carnívoros y vegetarianos), una tabla de quesos y frutos secos, postres, agua y por supuesto un vino, y nos invitaron a instalarnos libremente en el parque de la viña y disfrutar de una tarde agradable, con una vista espectacular a los viñedos, degustando vino y comiendo exquisito.


Otra de las alternativas que ofrecen en es la degustación de sus distintas cepas y líneas de vinos, que realizan al interior de la casona de una viña. Un enólogo te recibe y dirige esta degustación donde puedes probar sobre las distintas cepas de Emiliana y aprender sobre maridaje.

Terminamos felices de esta experiencia, un panorama perfecto para estos días de primavera/ verano. La viña recibe a todo público, está abierta de lunes a domingo, ¡y sus precios son super atractivos! El tour degustación por la viña tiene un valor de $16.000 por persona, la experiencia “Haz tu propio vino” cuesta $26.000 por persona, el “picnic” de almuerzo $24.000 para dos personas, mientras que las degustaciones van desde los $12.000 a los $21.000, dependiendo de las cepas a degustar.

Así que ya saben, si quieren conocer más de Emiliana, realizar su wine tour por la viña y alguna de sus entretenidas actividades, puedes agendar una visita a través de su página web, . Además, les contamos que si muestras este artículo al momento de pagar, ¡podrán acceder a un descuento especial por todo el mes de noviembre! Así que no duden en visitar viña Emiliana y vivir esta experiencia única.


x